No he d’explicar res

No he d’explicar res.

Avui he vingut a dir que no he d’explicar res. Fa un temps era capaç de somiar despert i d’imaginar-me mons màgics només tancant els ulls.

Avui quan tanco els ulls veig silenci i foscor. Com a mínim puc tancar els ulls, fins fa poc encara em feia por.

Els fantasmes, sempre els fantasmes.

Si m’endinso en els records encara puc trobar fotografies – cada cop són menys –, però és curiós com el que més recordo és el so del somriure. A vegades si m’esforço suficient sóc capaç de dibuixar una veu.

Però no vull perdre el fil del que anava a dir: No res.

I del no-res crec que vaig somiar amb tu. Crec recordar que semblaves molest, com si fes tard a la cita. Però vaig perdre els detalls del moment al cap de poques hores, com és habitual.

En el fons sé que ja ens va bé mantenir aquesta relació esporàdica i esmunyedissa. Per molt que ens trobem a faltar, com a mínim som capaços de trobar-nos.

I quan no som capaços de trobar-nos, m’agrada tancar els ulls i que el silenci de la foscor es trenqui per la teva rialla.

Avui havia vingut a dir que no hi havia res a dir. Però mentre escolto la teva rialla, amb els ulls mig tancats, no puc evitar murmurar el teu nom.

Felicitats Papito.

votar escrit per Carles a Personal,Prosa y Poesía i te Comentari (1)
Etiquetes: , , ,

Ejercicio

Por un momento me asusté. Parecía como si el mojo, al que tantas veces había acudido, había desaparecido. Como si la falta de práctica hubiera debilitado mis dedos y mi cabeza.

No pares ahora, pensé. Pero ya era tarde, había pasado de una idea a otra sin darme apenas cuenta. No avanzaba con ninguna.

Por lo tanto, lo único que me quedaba era concentrarme e intentar continuar sin él.
Sí, las palabras revoloteaban y salían sin esfuerzo, pero no había nada que contar.

Así que salí y me puse a observar. Vi la vida e intenté pintarla con palabras, puntos y comas. Pero más que una historia, parecía un ejercicio de concentración y observación. Una clásica descripción carente de acción.

Pero continué con mi esfuerzo y, aunque cansado, seguí dejando mi pluma correr.

En algún momento dejé de pensar, y empecé a escribir estas líneas de forma automática, dando la bienvenida de nuevo a lo que tanto necesito para escribir y contar historias.

Gracias por devolverme la llamada.

votar escrit per Carles a Prosa y Poesía i te Comentaris (2)

Retorno inocente

Varios motivos me han alejado más tiempo del que me gustaría de aquí,
y entre ellos la pérdida de parte de mis escritos por causas informáticas
que me dejó sin material para publicar.

A su vez, he estado escribiendo algo más largo de lo que estoy acostumbrado y no he podido dedicarle todo el tiempo que quería.

Así que intentaré poco a poco, escribir en el blog al ritmo que acostumbraba.

Nos leemos por aquí.

Inocentemente

Inocentemente
aferrado a un sueño,
medio despierto,
saltándome los puntos sobre las íes,
olvidando que sueño,
creyendo que ya fui,
pero volviendo a nacer
inocentemente tuyo.

 

votar escrit per Carles a Prosa y Poesía i te Comentaris (3)

Autocontrol

El yo egoista y cómo controló su mente.

El yo egoista y cómo controló su mente.

Encajo la última pieza de ropa en la maleta. Una maleta demasiado grande para el poco tiempo que me quedo, pero siempre acabo llenándola con aparatos electrónicos que luego no utilizaré.

Llego al tren con 15 minutos de antelación, lo necesario para fumarme un último cigarrillo antes de entrar. Una vez dentro del tren observo de reojo la persona que está a mi lado. Ocupa todo el reposabrazos y sus piernas invaden mi espacio. No soporto sentarme al lado de este tipo de personas. Son las típicas que cuando van al cine te ocupan tu asiento, te van rozando con su brazo durante toda la película y encima son de los que hacen ruido mientras mastican. Pero la verdad es que podría haber sido peor. Podría haber olido mal.

Llego puntual, como de costumbre. El aire es mucho más denso que en Barcelona y hace un calor más sofocante. En principio tengo el hotel cerca, así que voy andando tranquilamente por las calles de Madrid.

Llego al hotel y un recepcionista sonriente me saluda y me da la bienvenida. Me gusta el trato que me dan. Parece un sitio agradable.

Una vez he finalizado los trámites subo con mi maleta a la habitación y me estiro un rato. Al despertar tengo un dolor de cabeza terrible. Me tomo un gelocatil y pacientemente espero que se me pase mientras escribo cuatro tonterías en mi cuaderno.

Entonces las paredes se empiezan a deshacer. He pasado demasiadas horas aquí metido y supongo que me empiezo a poner nervioso. El suelo también empieza a descender en forma de espiral. Como si alguien hubiese quitado el tapón y la habitación entera estuviera yéndose por el desagüe.

Al principio logro aguantar el tipo, me mantengo encima de una mesa mientras intento pensar una solución. Cuando la mesa empieza a perder su color, sé que se me está acabando el tiempo.

Noto también como mi pie izquierdo empieza a ser succionado por ese agujero por donde se va mi realidad. Pataleo sin mucho éxito.

Pego un último salto y logro alcanzar las cortinas. Y mientras estoy colgado ahí, sudando, saludando a mi destino, cierro los ojos. Absorbo todo el aire que puedo por la nariz y lo expulso por la boca mientras empiezo a alejar de mi mente cualquier pensamiento.

Salto hacia la nada y me pongo en posición de meditación. Sigo con los ojos cerrados y alejando cualquier pensamiento negativo de mi cabeza. Solo pienso en el aire que absorbo, en forma de pureza y en como cuando lo expulso tiene un color negruzco.

Me estoy empezando a relajar.

De pronto aterrizo, suavemente, sin ningún tipo de ruido sobre una superficie blanda. Abros los ojos lentamente y veo que estoy sentado en la cama tranquilamente.

Me ha sentado bien esta sesión.

Carles Rubio Arias.

votar escrit per Carles a Prosa y Poesía i te Comentari (1)

Un pie y después el otro.

Un pie y después el otro.

Un pie y después el otro.

[Castellano]

Un pie y después el otro. El invierno caía pesadamente sobre nuestras cabezas. Fumaba un cigarrillo mientras pensaba en cómo había ido el día. Paso a paso.

Ya era bastante mayor como para saber que si la gente se asomaba a los balcones desnuda, uno tenía que apartarse lo antes posible. Todo el mundo sabe que es señal de que la luna puede caer en cualquier momento. Pero ese día cometí una imprudencia cuando vi su cuerpo desnudo, en medio de la neblina invernal, sonriendo con la mirada y con sus ojos fijos en mí. No pude apartarme de mi camino. Pero entonces la luna se cayó y tuve que cruzar hacia la otra acera. Cuando el polvo hubo desaparecido abrí los ojos, pero tras intentar rehacer mi camino ella ya no estaba. Y la luna parecía que me sonreía desde el cielo, como si la situación se le antojara cómica.

Nunca olvidé ese balcón ni aquella visión celestial. Y, evidentemente, las consecuencias de todo eso me pasaron factura. Pero eso mejor lo dejo para otro día.

 

Carles Rubio Arias.

 

[Català]

Un peu i després l’altre. L’hivern queia pesadament sobre els nostres caps. Fumava un cigarret mentre pensava en com havia anat el dia. Pas a pas.

Ja era prou gran com per saber que si la gent sortia als balcons despullada, un havia d’apartar-se l’abans possible. Tothom sap que és senyal de que la lluna pot caure en qualsevol moment. Però aquell dia vaig cometre una imprudència quan vaig veure el seu cos nuu, enmig de la boirina invernal, somrient amb la mirada i amb els ulls fixats en mi. No vaig poder apartar-me del meu camí. Però llavors la lluna va caure i vaig haver de canviar-me de vorera. Quan la pols va desaparèixer vaig obrir els ulls, però després d’intentar retornar al meu camí, ella ja no hi era. I la lluna semblava que em somreia des del cel, com si la situació fos còmica per ella.

Mai vaig oblidar aquell balcó ni la visió celestial. I, evidentment, les conseqüències de tot això em van passar factura. Però potser millor deixar-ho per un altre dia.

 

Carles Rubio Arias.

votar escrit per Carles a Prosa y Poesía i te Comentari (1)

Deseo

 

Deseo

Deseo

 

Sueños,
simples y oscuros,
pero sueños llanos.

Perfume de la vida,
de una vida perdida
que no encuentro.

O que encontré
y ahora sueño,
porque la perdí.

Y ahora sueño,
de mí, de ti y de todas,
de todas las cosas que soñé.

De lo que soñé y perdí,
y no recuerdo,
ni se si lo deseo.

2010 Carles Rubio Arias

votar escrit per Carles a Prosa y Poesía i te Comentari (1)

Idiotas

 

Idiotas

Idiotas

Ahogados,
en oxígeno enemigo,
sudados,
de sangre ya olvidada.

Y aun así, locos idiotas,
seguiréis creyendo
que cuando hayáis vencido,
realmente habréis ganado.

Marzo 2011 Carles Rubio Arias

votar escrit per Carles a Prosa y Poesía i te Cap comentari

Remordimientos

 

Remordimientos

Remordimientos

…y cuando los caídos se levanten,
empachados de soberbia,
andando con la cabeza gacha
y el sentimiento perdido,
incapaces de fijar la mirada
y de seguir adelante,
su sonrisa desaparecerá.

Y cuando se sequen las lágrimas,
lo harán con ideas transparentes,
y sus marcas de derrota,
no desaparecerán jamás.

Porque no existe venganza sana
ni raíz retorcida,
de árbol o de planta,
que alegue justicia inmediata.

Pues nosotros no somos ni seremos
jueces o ejecutores,
y quienes crean serlo,
son aquellos que caerán,
y que si por fortuna algún día se levantan,
seguirán incapaces de seguir adelante,
y mantener una sonrisa en la mirada.

21/04/2011 Carles Rubio Arias.

votar escrit per Carles a Prosa y Poesía i te Comentari (1)

Cada día anhelo tu cuerpo

Cada día anhelo tu cuerpo

Cada día anhelo tu cuerpo

 

Cada día anhelo tu cuerpo; y a tí, por supuesto.

Arrastrándome entre las sábanas,
anhelo tu aroma,
aroma de realidad,
de fantasía perdida,
de historias que vendrán.

Pero entonces despierto
con el sueño en mi cuerpo
y añoro cómo pasaría,
me hundiría en tu cuerpo
a buscar qué hay dentro,
despacio,
hurgando cada curva de tus sentidos,
y, completamente desafinado,
te susurraría cuánto te echo de menos.
A ti y a tu cuerpo.

29/03/2011 Carles Rubio Arias.

votar escrit per Carles a Prosa y Poesía i te Comentari (1)

Disponible mi primera publicación: Poemarios

Desde hoy mismo ya está disponible mi primera publicación, llamada Poemarios: Obra Colectiva. Es una compilación de varios autores que seleccionó la editorial. Mi colección, llamada “El alma al descubierto” inicia el libro, que consta de 72 páginas y tiene un precio de 10 euros.

PortadaLo podéis adquirir desde esta misma página si queréis que se envíe por correo o podéis quedar conmigo directamente para evitar los gastos de envío.

Los autores seleccionados fuimos: Elizabeth H. Jorge, Elvira Mariano d’Ambrosio, Julia Cubillo Piñán, Sara Martín Ruiz, Alberto González Jiménez y un servidor.

Desde aquí decirles que ha sido un placer y un privilegio compartir unas páginas con ellos.

Como siempre, para aquellos que lo adquiráis, espero que disfrutéis con cada palabra que sin querer, derramo.

Un saludo,

Carles Rubio Arias.

votar escrit per Carles a Personal,Prosa y Poesía i te Comentari (1)